domingo, 7 de noviembre de 2010

1.3 Pase lo que pase...

' Ya una ves levantado, me acuerdo de todo lo que habia pasado, esas dos veces que estuve con ella, experimentaba cada cosa nueva, pero me dejo intrigado el porque estaba muy mal, asi que decidi buscarla, indagar por Maria Auxiliadora, haber si encontrara a alguien que supiera donde vivia.

Para mi suerte encontre a la señora con quien se fue la ves pasada, le pregunte por Adela, me dijo donde vivia, pero que no me haga ilusion de poder hablar con ella, estaba muy mal.

No le preste importancia y empeze a buscar las calles, buscaba su casa y llegue hasta un edificio, pregunte por Adela (no sabia como se apellidaba), el portero no me dejaba entrar, le explique que estaba mal y que era un amigo y queria ver si habia mejorado, al parecer el portero me creyo y me dijo donde vivia, subi por las escaleras, y llegue al 4to piso, toque la puerta 11-B, una señora (supuse que era su madre) me abrio la puerta.

- ¿Si, que desea?
- Buenas tardes, busco a Adela.
- ¿Quién la busca?
- Renzo, su amigo
- Renzo... ok, espera un momento porfavor

Cerro la puerta, me quede afuera esperando alrededor de 4 minutos, escuchaba que caminaban rapido adentro, parecian tener prisa.

- Disculpa la demora, Renzo, pasa adelante. Toma asiento.
- Gracias... ¿Ustd. es..?
- Giovanna, la madre de Adela
- Mucho gusto
- El gusto es mio

En eso Adela llamo a su madre desde su cuarto, ella fue, empezaron a hablar y su madre volvio.

- Adela dice que pases, estare en la cocina si necesitan algo
- Ok, muchas gracias

Me dirigi a su cuarto, estaba alli, sentada en su cama, leyendo una obra de Paulo Coehlo, me miro y sonrió.

- Hola Renzo...
- Hola...
- Muchas gracias por querer traerme hasta mi casa
- Tranquila, si necesitas algo, me avisas
- Lo tendre en cuenta
- ¿Estas mejor?
- Si... un poco
- ¿Qué paso?
- Es algo privado...
- Ah.. ya veo...

Al parecer no estaba enferma, me ofrecio sentarme a su costado, mientras observaba su cuarto, tenia una copmutadora, no muy moderna, pero parecia en buen estado, una guitarra, muchos libros sobre un tema (como los de Paulo Coehlo)

- ¿Y a ti? ¿Cómo te ha ido?
- Bien, me habias tenido preocupado (¿Porque dije eso?)
- Jiji.. ya veo, bueno, tratere de no volverte a preocupar, ¿Ok?
- ¡Chicos! ¿Qué estan haciendo ahi?
- Nada ma, Renzo vino para asegurarse que este bien
- Que gentil, ¿Se quedara para comer?
- ¿Qué dices?¿Te quedas a comer?
- Me encantaria, pero no he avisado a nadie en mi casa, para la proxima sera, te lo prometo
- Ok... es una promesa
- Ok

Nos paramos y fuimos a la entrada, Adela le dijo a su madre que ya me estaba llendo, me disculpe por no poderme acompañarlas a comer, sali y me dirigi hacia el paradero, algo me decia que Giovanna, la madre de Adela, habia empezado a hacerle preguntas sobre mi.

Espero volver a encontrarme con ella, aunque sea ya sé donde vive.

Pero aun siguen los cabos sueltos, el porque lloraba. Eso lo averiguare poco a poco, por ahora tengo mis teorias'

2 comentarios:

  1. Ala... q avezado xD ir hasta su casa sin ser invitado :D

    ResponderEliminar
  2. OMG Renzo no sabia que eras impulsivo... me agradas más ahora! :D

    ResponderEliminar